Foto
01Dic

Celebración del Magosto en el Colegio María Auxiliadora de Lugo

Con la llegada del mes de noviembre, mes de San Martiño, todas las etapas de nuestro colegio María Auxiliadora de Lugo celebramos el magosto, fiesta típica tradicional gallega que consiste en degustar uno de los productos más antiguos y recurridos de nuestra población: la castaña.

En la etapa de Infantil y Primaria decoramos y ambientamos los pasillos para sumergirnos en el ambiente otoñal gallego que se da en esta fiesta. Los alumnos de infantil participaron con gran ilusión en el  1º CONCURSO DE PRODUCTOS DE OTOÑO, en el que se vieron elaboraciones muy bonitas y trabajadas entre los niños y sus familias.

Los alumnos de primaria a su vez participaron en el 1º CONCURSO DE MANTELES DE MAGOSTO. El trabajo cooperativo que se realizó en las clases y  tuvo como fruto manteles variados y originales que adornaron nuestro magosto.

El viernes 10 la jornada de fiesta fue disfrutada, con mucha ilusión, por parte del profesorado y del alumnado. Las dos etapas nos juntamos en el pabellón del colegio para celebrar nuestro particular magosto en el que no podían faltar, como es tradición: el asado de castañas, los bailes (los alumnos hicieron una rueda típica de los magostos ourensanos), la degustación de las castañas, los juegos…. También se hizo entrega de los premios de los concursos en ambas etapas.

La etapa de la ESO para celebrarlo, nos reunimos en  el club Fluvial de nuestra ciudad, junto al río Miño, donde preparamos las mesas para que después un jurado decidiera las ganadoras, atendiendo a los siguientes criterios: la mesa mejor decorada, la mesa con los mejores productos tradicionales, la mesa cuyo grupo tenga la mejor convivencia y la mesa cuyo grupo haga la mejor recogida. Asimismo, el Equipo de Dinamización Lingüística organizó un concurso de manteles, hechos por los propios alumnos en las clases.

Por otro lado, los jóvenes de 4º ESO, asesorados por el profesor de Educación Física, organizaron un torneo de fútbol.

Entre unas cosas y otras llegamos a la hora del almuerzo, donde todos, al final, comimos las tradicionales castañas asadas y repartimos los premios de cada actividad dando por finalizada esta entrañable jornada.

Ana Rodríguez