Foto
04Dic

Cuidamos las playas, cuidamos la Creación

Playa de Meliana (Valencia) | 1 de diciembre de 2018 | 9.00 h

El Papa Francisco es su encíclica Laudato Si nos invita a escuchar los lamentos de esta Tierra, la Casa Común, que está maltratada por todos nosotros. Nos aconseja que desde cada persona, cada familia, cada comunidad caminemos hacia la “conversión ecológica”.

Y siguiendo el consejo de las palabras de Francisco, el pasado sábado 1 de diciembre más de 70 personas entre familias, alumnos y resto de Comunidad Educativa nos fijamos un objetivo:

“empecemos a creer que la Tierra, que la Creación es un regalo de Dios y como tal tenemos que cuidarlo”.

Y así, las próximas generaciones podrán transmitir este mismo valor que ese frío sábado de diciembre hicimos entender a todos los niños y jóvenes que nos reunimos en la playa.

Fueron muchos los objetos que recogimos, muchas las bolsas que llenamos y apilamos alrededor de los contenedores facilitados por el municipio de Meliana, pero creo que lo más importante que nos llevamos de esa jornada fueron dos sentimientos contradictorios: el primero, la tristeza de percibir el descuido generalizado que existe de los entornos naturales; y el segundo, la esperanza, porque estoy convencido de que todos los que participamos en la jornada de limpieza nos dimos cuenta que aunque parezca insignificante, entre todos, con pequeños gestos podemos honrar el maravilloso regalo de Dios: la Tierra, llena de especies animales y vegetales y un ser humano, que por su propia condición, tiene la obligación de vivir en dignidad tanto social como laboral.

La satisfacción al final de la jornada fue plena, y allí mismo decidimos que seguiríamos desarrollando actividades similares para el cuidado de la Casa Común.

Colegio María Auxiliadora de Valencia