Foto
26Ago

II Jornadas de Espiritualidad ADMA Familia

La formación ofrecida por Doménec Vals, sdb, a mayores y jóvenes bajo el título “Engrandece mi alma al Señor:  María, portadora de Jesús y del Espíritu», nos ha ofrecido una reflexión que permitía comprender la belleza y la profundidad del texto de la visitación de María a su prima Isabel. Esta alabanza de María ha marcado estas jornadas de espiritualidad ADMA Familia vividas del 2-6 de agosto en la Sierra de Guadarrama. Para todos los participantes, 38 personas entre adultos, jóvenes y chicos con los respectivos animadores para los niños, han significado unos días de gracia,  sintiendo a Dios presente en todo momento.  Participando de una vivencia familiar, juvenil e infantil. Donde se notaba el calor físico y espiritual.

Llegó la fecha señalada y empezamos a vernos: 4 SDB,  1 FMA, seglares de Sevilla, Barcelona, Madrid, Pozoblanco, León Córdoba y Sueca. La  presentación fue muy bonita y enseguida comenzamos a conectar como Familia Salesiana. Es cierto que una gran mayoría nos conocíamos del pasado año en Contadero (Jaén).

Todo se ha llevado con mucha serenidad y armonía, desde la Liturgia, Laúdes, Eucaristía, Rosario, Exposición, tiempo de compartir acerca del tema que recibíamos. Vale la pena destacar el encuentro diario de formación ¡¡¡Extraordinario!!!

Viví el 5 de agosto con gran gozo. Recordando los 147 años de la Fundación del Instituto. Madre Mazzarello y las primeras hermanas en Mornese sellaban su compromiso a Dios siendo respuesta de salvación para los jóvenes.  Cuántos años de donación, entrega y alegría… En la adoración estuvieron presentes  las FMA y para todas pedí que sigamos viviendo esa fidelidad creativa que gratuitamente Dios nos regala cada día. Nunca me sentí más salesiana que ese día viviendo pastoralmente con niños, jóvenes y adultos. Pasé un día de gozo.

Se ha valorado como muy positivo, marcándonos el reto de trabajar más en los centros a nivel local para una mayor participación.

La última noche en la despedida, se preparó una fiesta de las que tanto agradan por el espíritu de familia que llevamos dentro. Disfrutamos con las actuaciones representadas; empezando por los SDB, la FMA, padres, madres e hijos. Todos con  una gran creatividad,.. se sentía la animación, convivencia, alegría y fiesta.  Mi  palabra siempre antigua y siempre nueva es ¡¡¡GRACIAS!!!

                                                                                                          María Dolores Lozano, fma

                                                                                               Delegada Inspectorial ADMA