Foto
02Jul

Madre Antonia Colombo nos espera en el cielo

Compartimos la noticia del fallecimiento de Madre Antonia Colombo. Su funeral será el día 3 de julio a las 12:00h en Milán, posteriormente será enterrada en el cementerio de Nizza Monferrato.

La tarde del 1 de julio de 2019 en la casa “María Auxiliadora” de Sant’Ambrogio Olona (Varese) el Señor ha introducido en la Pascua eterna a nuestra querida Madre Antonia Colombo, Superiora general emérita. Nacida en Lecco el 12 de abril de 1935, profesó en Contra di Missaglia (Lecco) el 6 de agosto de 1959, pertenecía a la Inspectoría Lombarda “Sagrada Familia” de Milán.

Madre Antonia nace en Italia, en Lecco (Como) el 12 de abril de 1935. Hace la Primera profesión en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora en 1959 en Contra di Missaglia (Como). En el mismo año, consigue la laurea en Jurisprudencia en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán. Sucesivamente, se licenciará en Psicología Aplicada en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

Desde 1966 hasta el 1989, permanece en la comunidad de la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación Auxilium, como profesora y con otras responsabilidades a nivel religioso y académico.  Desde el 1983 al 1989 es Rectora de la Facultad, año en el que fue nombrada Provincial de la Provincia de Sor Teresa Valsé Pantellini en Taranto.

En 1990 durante el Capítulo General XIX, es elegida como Consejera visitadora, y seis años más tarde, en el Capítulo General XX como Madre General
Durante estos años, junto con su consejo, ha buscado incansablemente cómo realizar la profecía de la unidad, uno de los núcleos generadores que caracteriza su animación y gobierno.  Fruto de una reflexión de equipo ha sido también la edición del Proyecto Formativo.

En el 2001 participa como oyente a la Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, donde pudo confirmar su amor a la Iglesia. El 24 de octubre del 2002, durante el Capítulo General XXI, se le confirma por un mandato de otros seis años.

En la casa de reposo de Sant’Ambrogio Olona (Varese), en estos últimos años ha vivido la purificación y el despojo de la enfermedad que la ha privado de su feliz memoria, pero no de su delicadeza en las relaciones, de su sonrisa luminosa, de la atención delicada a las personas y de las expresiones de gratitud que surgían espontáneas de sus labios, signo de un corazón colmado de paz y habitado por la presencia de Dios

Al inicio de su mandato, en su primera Circula, Madre Antonio escribió: «Entro en cada comunidad con vértigo y alegría» (n. 785). De puntillas y con silencioso amor ha terminado su misión, ofreciendo a quien se encontraba el testimonio de una feliz FMA, en serena adhesión al plan de Dios.

En el atardecer del 1 de julio de 2019, Madre Antonia ha llegado a la meta y ahora la imaginamos feliz en la alegría de Dios para siempre.

Leer el perfil completo de Madre Antonia