Foto
08Ene

Retiro de la Familia Salesiana de Aragón

El nombre del tercer Domingo de Adviento –Gaudete- da título a la magnífica charla del Jesuita Xabier Quinza que nos invitó a la reflexión en el retiro de la Familia Salesiana de Aragón. Acertado tema y muy salesiano: ALEGRARSE.
En estos tiempos en que llegamos a Navidad estresados, cansados de tareas mundanas, de compras, de preparativos… olvidamos a menudo, lo esencial, la llegada de Dios.
También son días complicados, los encuentros familiares, a veces, dan lugar a encontronazos, las ausencias en estos días se hacen tan presentes que se instala en nosotros la melancolía y olvidamos lo esencial: Que Dios llega a nosotros en la fragilidad de un niño y llega para colmarnos de alegría.
Y debemos dejarnos llevar, como María y José, debemos confiar y dejar que su llegada nos desbarate, nos sacuda la tristeza y nos colme de buenos deseos porque son éstos los que nos revitalizan; decía San Agustín: “Tus mismos deseos son tu oración”
Pues no nos permitamos desear menos por temor a la frustración, no nos acomodemos, dejémonos invadir por su bondad y su alegría en la confianza de que si no hallamos el camino Él saldrá a buscarnos como buen pastor.
¡Alegrémonos!
En Zaragoza, en el Cole de los SDB que eran este año los anfritiones de turno, empezamos ayer con estas reflexiones, seguidamente reflexión personal, una bonita Eucaristía con tiempo para la reconciliación y, como es Navidad, con una sabrosa comida con menú elegido y en buena compañía.
Feliz Navidad y venturoso 2018

Cristina París

Futura Salesiana Cooperadora