Foto
12Oct

Reunión de directoras: Con oído de discípulas

Desde hace un par de meses, que comenzamos el nuevo curso, la imagen del micrófono está resultando muy familiar en nuestras casas; y es que queremos que todas las personas de nuestro mundo, pequeños y grandes, tengan voz y la voz de todos sea escuchada. El pasado fin de semana del 5 al 7 de octubre, el turno ha sido para las directoras de comunidad y las hermanas del consejo inspectorial que nos hemos reunido en El Plantío (Madrid) para nuestro primer encuentro formativo.

La inspectora, Sor Mª del Rosario García, inicia el encuentro motivándonos, con palabras de esperanza y de confianza en Dios, a vivir este nuevo curso con creatividad, audacia y responsabilidad; a buscar caminos desde nuestro ser “Iglesia que escucha, con oído de discípulo” para ir al encuentro de los jóvenes, conscientes de que nuestro carisma es dinámico, está lleno de potencialidades que pueden ir germinando poco a poco y dar mucho fruto también hoy.

Convencidas de que nuestra voz tendrá el sentido y la fuerza del anuncio evangélico si antes sabemos escuchar a Dios, hemos dedicado un tiempo largo a la oración personal, la primera tarde. Dios, a través de su Palabra nos pide escuchar el clamor de nuestro mundo como pidió a Moisés que escuchara el clamor de su pueblo Israel. Hemos reconocido también la voz del Espíritu en la mediación de Don Cándido Orduña, salesiano, que nos invitó a cuidar algunos dinamismos internos que nos ayudan a vivir en clave de fe nuestro servicio de animación de las comunidades y de las obras educativas.

El consejo inspectorial ha presentado sus líneas de animación y gobierno sobre las que se ha dialogado en grupos y en asamblea y la consejera para la pastoral juvenil, Sor Charo Ten, presentó el Proyecto Inspectorial de Pastoral Juvenil y el trabajo del equipo implicado en su elaboración. Se irá dando a conocer a distintos niveles para que se pueda estudiar y ponerlo en acto en todas nuestras presencias educativas.  También las otras coordinadoras inspectoriales tuvieron un espacio para informar de los pasos que se van dando en cada ámbito.

Durante las Buenas Noches, acogimos los ecos de las múltiples actividades realizadas por hermanas, voluntarios, jóvenes y niños durante este verano, que suscitan alegría y mucha gratitud por la entrega desinteresada y el sentido de pertenencia que hay detrás. Tampoco faltó la fiesta espontánea, con cantos y algún baile, la noche del día 6 para felicitar a Sor Chari García y a las hermanas que celebraban su santo el día de la Virgen del Rosario.

El encuentro ha sido una ocasión propicia para el diálogo, para expresar nuestras inquietudes, interrogantes, revisar pasos dados y lanzarnos de nuevo a seguir creyendo en la fuerza de la fraternidad para la misión entre los jóvenes.

Mercedes Rodríguez, fma

Ver vídeo