Foto
01juny

¡Esta oración es… PARA TI!

Después de 75 días de estar unidos en oración, con el final de mayo, damos por concluida esta sección de la web “Esta oración es…” que nos ha acompañado durante este tiempo de confinamiento. Agradecemos a Nuria Casal, fma, coordinadora de la Delegación en Tenerife de la Fundación Canaria Maín, su capacidad e ponernos son sencillez en conexión con Dios y con la realidad. Ella nos ha ayudado a abrir los ojos y hacer “lo posible”, quedándonos en casa aportar nuestra oración. Dejemos que sea ella la que comparta su experiencia y se despida:

Para mí ha sido un regalo poder compartir estos dos meses y medio de oración diaria, pensar en las situaciones, rezar por ellas, vincularlas a una cita evangélica, una imagen, una canción. La idea surgió de una conversación con una madre que viene a un proyecto en nuestra casa en el que apoyamos y acogemos a personas emigrantes, me decía su situación: una familia inmigrante, en paro el matrimonio y con tres hijos, no sabían que darles de comer. Además de buscar enseguida medios y recursos para ayudar y apoyar, sentí impotencia al no poder salir al paso inmediatamente por el confinamiento y sobre todo, la imposibilidad de estar junto a esas personas físicamente en esos momentos de angustia. Pensé, tras colgar el teléfono, en lo que sí podía hacer, que era rezar y comulgar con su sufrimiento y así surgió la primera oración.

Y si se comparte, “se multiplica”, por lo que el regalo fue poder compartir la oración con todas aquellas personas que creemos en la fuerza de la misma a través de la página de la inspectoría. Ahora, y durante toda la pandemia, miro a mi alrededor, a la realidad más cercana y la mundial: a esta persona, situación, oficio, circunstancia… y entonces recuerdo que “esa oración era por él  o ella”,  recuerdo la intención que pusimos, la cita bíblica que lo acompañaba…  y eso me hace sentirme más unida a ellos, a esas personas que a veces pasan desapercibidas en el día a día, en su alegría y su dolor. El regalo se hizo mayor al poder continuar elaborando las oraciones en mayo e ir poniendo en manos de María aquellas actitudes y valores, que nos podrían hacer mejores personas, más creyentes, y ella, como siempre, llevarnos a Dios.

Durante esta pandemia estoy descubriendo y viviendo muchas cosas, una de ellas lo interconectados que estamos todos, no solo en los más local y pequeño, sino mundialmente. Cuando dicen que si una mariposa aletea en la otra parte del mundo, en el sentido opuesto vibra la tierra, es verdad. Globalizados en muchas cosas, pero interconectados en la esencia, que es la vida y su valor, en la humanidad que nos hace una gran familia, la familia humana.

En este tiempo, en nuestra familia cristiana, la que formamos todos los cristianos del mundo, y en especial, en esta comunidad que ha ido surgiendo en el compartir este espacio de oración diariamente, hemos sido, sin darnos cuenta, unos para otros, a veces, como una madre, fuerte, sin escatimar esfuerzos, en vela, tierna y entrañable, con amor entregado; a veces como un padre, discreto, natural, sensato; y sobre todo, hemos sido y somos los unos para los otros hermanos, con los que se comparten confidencias, preocupaciones, sueños, tristeza y angustias, y a pesar de todo, y gracias a todo, siempre, siempre, siempre , los hermanos están ahí. Acompañados por la Palabra de Dios como un faro, una brújula, para guiar el camino y alentarlo.

Por estos 75 días compartidos, gracias a cada una, a cada uno de vosotros por hacer del rezar unos por otros un hábito, por compartirlo con otras personas, por estar ahí sin saberlo, sosteniendo el sufrimiento de muchos, por poner en el centro de cada día la presencia de Dios. Ahora, más unidos que nunca, no dejemos que la llama encendida por el Espíritu en medio de las dificultades se apague, y como dice el himno que hoy será el motivo de nuestra oración: “Allí donde va un cristiano, no hay soledad, sino amor, pues lleva a toda la iglesia, dentro de su corazón, y dice siempre nosotros, incluso si dice yo”.
Seguimos rezando unos por otros. Hoy, ESTA ORACIÓN ES PARA TI. Gracias.

Nuria Casal, fma

Comunidad de Tenerife

Ora