Foto
05ag.

Tatiana y Alma renuevan su SÍ

Amanece el día 4 de agosto en Madrid y las hermanas más jóvenes, reunidas en la Casa Inspectorial, se disponen para una mañana de retiro, que prepare el corazón para vivir con intensidad la celebración del nacimiento de nuestro Instituto y el aniversario de nuestra profesión.

Al final de la mañana, con el corazón lleno de gozo y alegría, tuvo lugar la celebración de la Eucaristía en la que nuestras hermanas Tatiana Guzmán y Alma Martel, pertenecientes a las comunidades de La Roda y Tenerife respectivamente, han renovado sus votos con la certeza de la presencia fiel del Señor  en sus vidas.

Las lecturas elegidas para la celebración nos han recordado la forma de actuar de Dios, no presente en el terremoto ni en el fuego, sino en la brisa suave (1Re 19, 9.11-16), en ese hilo de silencio sonoro que reconforta y alivia, que fortalece y te empuja a caminar. Así es nuestro Dios, un Dios que nos llama y nos quiere amigos (Jn 15, 9-17) y nos invita a vivir la fraternidad convencidos de que nos sentimos implicados en hacer realidad su sueño sobre la humanidad.

Toda la Inspectoría nos unimos al deseo expresado por el celebrante en la oración previa a la renovación de los votos:

Fortalece, Padre Santo, a estas hermanas nuestras que quieren entregarse a Cristo, (…) sostenlas con tu fidelidad para que tiendan con todas sus fuerzas a hacer presente entre los jóvenes el Amor de Cristo. AMÉN