Foto
21juny

Una ventana siempre abierta

Hemos terminado las actividades en este curso atípico y queremos compartir con vosotros la experiencia de nuestro centro juvenil La Valponasca de Valencia, durante la pandemia.
Al regreso de las vacaciones de Pascua, el equipo de coordinación se planteó cómo hacer para no perder el contacto con los chicos y chicas; por eso, como todos, nos reunimos online cada quince días para mantener abierto nuestro centro a pesar del confinamiento.
Nos comprometimos a dar las Buenas tardes cada viernes, con el deseo de no perder identidad cristiana y salesiana, recordando a los chavales quiénes somos y alentando la fe ante lo que estábamos viviendo. Los monitores prepararon vídeos con canciones, actitud alegre que nos recuerda nuestro espíritu de familia; no nos hemos olvidado de esos musicales que se han quedado en el aire, así que nos hemos juntado en nuestro canal de YouTube para revivir las obras representadas en años anteriores y poder comentarlas, echando unas risas y sintiéndonos protagonistas. El grupo de confirmación ha continuado su formación semanalmente.

También hemos pensando en el verano, y como no va a haber campamentos, estamos participando con la Inspectoría de los salesianos para las propuestas de encuentros online de los grupos de fe. Para los pequeños también tenemos sorpresas preparadas, que nos ayuden a vivir un verano en clave de centro juvenil.
Por fin, aprovechando la tercera fase de la desescalada, el equipo de coordinación pudimos encontrarnos presencialmente y celebrar el trabajo realizado, además de seguir soñando con ser para nuestros muchachos propuesta de sentido.
Esperamos que septiembre nos dé la oportunidad de poder comenzar juntos con normalidad, y si no, seguiremos abriendo bien la ventana real y virtual de este sueño por ser Mornese y Valdocco en nuestro mundo.

Conchi Muñoz, fma

Responsable del CJ La Valponasca – Valencia