Foto
17May

Conectados con Maín

Ayer tuvo lugar el retiro online «Conéctate con Maín», organizado por la Comisión de Animación vocacional de la Inspectoría con el fin de profundizar, en este tiempo de preparación al 150º aniversario del Instituto, en la figura de Madre Mazzarello en estos tiempos de confinamiento, a partir de su experiencia en su «segunda Valponasca». Un grupo de más de 70 educadores, animadores, hermanas, voluntarios… incluída una joven conectada desde Colombia, que comenzamos la tarde con una conexión todos juntos para escuchar las Buenas tardes S. Chary García, inspectora, que dio paso al momento de reflexión personal. A las 19:00h cada uno de los 13 grupos pudieron compartir sus reflexiones. Como conclusión una nube de palabras con la síntesis de cada grupo y unos breves testimonios de algunos de los participantes.

Este retiro ha supuesto un reencuentro con mis cimientos, con mi manera de pensar, de ver la vida y de hacerle frente. Todo ello alimentado por el espíritu de Maín que había calado en mi, desde la infancia. Muy agradecida por haberme permitido compartir este ratito con vosotras. (Aurora Dánvila | La Roda)

El retiro «conéctate con Maín» ha sido muy enriquecedor ya que, además de tener presente los valores de nuestra querida MAIN, me ha permitido disponer de un tiempo conmigo misma y con personas con un carisma que dan sentido a nuestra escuela, aportándome paz y fuerza para continuar mi camino con los jóvenes que nos rodean. (Yurena Díaz | Las Palmas Mª Auxiliadora)

Ayer fue un día especial. En primer lugar gracias por todo. Me siento afortunada y agradecida.Nuevamente Maín me enamora y reconduce mis pensamientos y mis ilusiones. Me anima, en estos momentos de duros, a luchar con más fuerza y a ir cumpliendo retos que me acerquen cada vez más a mi sueño, y eso siempre en un ambiente alegre y en comunidad. GRACIAS. (Esperanza Garrido | Villaamil – Madrid)

El encuentro me ayudó a continuar con fuerza, a perseverar confiando en María Auxiliadora. En este tiempo, y a mi personalmente, que estoy atravesando momentos personales muy difíciles, me trajo paz en mi corazón. Gracias por todo, y a seguir adelante con mucho ánimo frente a los nuevos retos. (Nazaret Márquez | Cádiz)

Un momento para parar, porque, aunque estemos confinados, seguimos sin aprovechar el tiempo para pensar, para el silencio, para el encuentro con Dios y con uno mismo, para salirnos de todo el bombardeo de informaciones negativas que te llegan en cuando enciendes la televisión. Un momento para mí, para dar GRACIAS y para compartir la ALEGRÍA de formar parte de la FAMILIA salesiana, de valorar la UNIÓN y CERCANÍA. Un tiempo para MIRAR, para ABRIR los ojos a la figura de MAÍN, para conocerla mejor, para que te dé luz en tu camino; te haga parar, mirar, valorar dar gracias y continuar con más fuerza que antes hacia el verdadero HOGAR. (Berta Mena | El Plantío – Madrid)

Este retiro para mi ha sido una oportunidad para parar, serenarme, desconectar, buscar en mi interior . Agradezco esta oportunidad que me habéis brindado, pues ha sido un momento de encuentro con Dios y conmigo misma de la mano de Maín. He sentido de un modo especial que ella es casa, morada, espacio de acogida para siempre. Un abrazo y muchísimas gracias por haber preparado este retiro. (Joaquina Huerta | La Roda)

Ha sido una tarde muy rica… de profundidad y compartir!! Realmente, un regalo…acercarse a M. Mazzarello… Muchas gracias por la oportunidad!!! (Rocío Paloma | San Vicente – Sevilla)

La vida nos invita a la felicidad y a compartir la alegría en comunidad. (Raquel Morales | Las Palmas – María Auxiliadora)

Todavía no he podido ir a ver la Tierra de Madre Mazzarello, pero hoy he disfrutado de tener a Maín en casa a través de las vivencias de mis compañeros de grupo. Ellos han hecho posible que sienta la voz de nuestra fundadora en mi corazón. Doy gracias a Madre Mazzarello por esta grata experiencia de familia salesiana y por convertir esta tarde en extraordinaria. (Marian Adrio | El Plantío Madrid)

Me ha parecido una experiencia muy enriquecedora. En ella, he podido compartir momentos y opiniones con mis compañeros y compañeras de otras casas así como ampliar conocimientos sobre la vida de Madre Mazzarello. También, relacionándola con la actual situación que vivimos en la que nuestra vocación y nuestro espíritu de salesianas atraviesan las pantallas para llegar a nuestros pequeños. ¡Ha sido genial! (Nidia Guerra | Las Palmas – María Auxiliadora)

Gracias por el retiro, me llenó de paz interior y de alegría de poder compartir un momento tan bueno en comunidad. Para mí, este retiro on-line, ha proyectado un rayo de luz en días de confinamiento, el cual me ha servido para reafirmar mi fe, el sentido de vocación, la alegría y la unión en corazón, con otras personas. Me ha permitido reflexionar en comunidad, con gente maravillosa, apasionada por la figura de Maín. Ha sido un retiro muy gratificante, y gracias con hacer de él, algo tan grande. (Alejandro Novillo | Villaamil – Madrid)

Hoy me siento afortunado. He podido tener un rato de retiro, un poco raro, online, pero con un montón de gente maravillosa apasionados por #MadreMazzarello de toda España y hasta Colombia. Un parón necesario para tomar consciencia de quién soy y hacia dónde voy. Conociendo la pasión de #Maín. Gracias @SalesianasEs. (Jesús M. Gallardo | El Plantío – Madrid)

¡Qué momento tan agradable! Qué rico poder seguir participando con ustedes y cruzando océanos. Espero encontrarlos de nuevo, un saludo. ¡¡Viva Jesús!! (Paula Hincapié |  Inspectoría Madre Mazzarello – Colombia)

Una alegría el poder compartir mi admiración por María Mazzarello y saber que hay más personas que lo viven así. Es un estímulo para seguir creciendo como persona y caminar hacia la santidad. Es ampliar mi manera de ver distintos aspectos de la vida al confrontarlos con otras personas y no encerrarme en mi mundo. (Sonia Muñiz | El Plantío – Madrid)

A veces el Señor se vale de ese correo que te envía tu coordinadora de pastoral y al que igual en otro momento no le das importancia pero, de repente le das al clic, aceptas….¡y te encuentras con un regalo! En esta ocasión el regalo ha sido que, en medio del barullo, hemos encontrado un momento de “segunda Valponasca” para mirar(nos) y tomar un poco de aire para encarar los retos a los que nos enfrentamos. Ahora toca “rezar y seguir haciendo todo el bien que podamos”. De nuevo, gracias por todo…¡hasta la próxima!  (Salva Más | Torrent -Alicante)

Este retiro me ha parecido enriquecedor y motivador para mi vida y otros encuentros. No esperaba que se pudiera hacer de esta manera. Lo valoro como muy positivo. Sobre todo el vernos de diferentes partes de España, sin conocer a nadie y pensando de la misma manera. Gracias. (Carmen León | Las Palmas – Mª Auxiliadora)

Compartir este retiro ha significado tener la certeza que el Señor nos quiere siempre felices y unidos en su amor. (Clara Neira | Villaamil – Madrid)

Este retiro me ha llenado de esperanza, ilusión y ganas de seguir trabajando para que el momento tan duro que estamos viviendo sea el principio de sacar a la luz todo el amor y la alegría que llevamos en el corazón y nos pongamos al servicio de quien nos necesite. Porque refugiarnos en los demás, saber que nos podemos comunicar y expresar lo que sentimos hace que nos sintamos importantes y que todos somos protagonistas de este momento tan devastador y que intentemos hacer felices a quien esté a nuestro lado porque nos vamos a necesitar todos. Un retiro muy gratificante. Gracias por hacer con poco algo grande. (Gema Novillo | Emilio Ferrari – Madrid)

Cuando convoca Maín, la respuesta es siempre generosa. Así lo constatamos ayer. Primera emoción, vernos tantos juntos en tres pantallas porque una era insuficiente.  Después el regalo de tener dos horas para reflexionar, parar y aprender de esta gran mujer que nos convoca y une.  Y para mí, especialmente rico el tiempo de grupo en el que una vez más constato el milagro de encontrarme con personas que no conozco y después de dos horas quedan ya vinculadas en el corazón porque hemos compartido unas mismas ilusiones, unos deseos de crecer y un compromiso de seguir el ejemplo de esa primera salesiana que tanto habla desde su humildad y sencillez.  Gracias a las que lo habéis pensado y lo habéis hecho posible. Cuando queráis podéis repetir que cada día somos más ágiles en la comunicación.  (Francis Sotomayor |Valdepeñas)

El retiro ha supuesto para mí un momento de interiorización, reflexión, confrontación y compartir en grupo. Pese a que mi grupo era un grupo reducido de 3 personas, fue una experiencia familiar, sencilla y profunda . La espiritualidad de Maín nos unía y eso era lo importante para seguir SIENDO ESPACIO DE ACOGIDA para los demás. Gracias por poder ser miembro de esta gran Familia Salesiana. (Cristina de La Puente | El Plantío – Madrid)

Gracias por este momento de profundización en la vida de Madre Mazzarello. En las circunstancias actuales nos recuerda que la humildad, la entrega a los demás y el amor a la Virgen son tres pilares fundamentales en nuestra vida. Y en todo momento, como Maín, “cada puntada es un acto de amor a Dios”. Que cada uno de nuestros actos sea así. (Mª José Paul |El Plantío – Madrid)