Foto
29Jan

29 enero 1872: hoy hace 150 años…

Con motivo del 150° aniversario del Instituto FMA (1972-2022), la fecha del 29 de enero de 1872, en la que en la época se celebraba la Fiesta de San Francisco de Sales, es significativa porque fue elegida por Don Bosco y sugerida a Don Pestarino y a las Hijas de la Inmaculada para las elecciones del primer Consejo General del futuro instituto religioso femenino.

“Como para la Congregación Salesiana, también para el Instituto femenino Don Bosco estableció que una de las fechas decisivas del proceso de fundación cayese en la fiesta de S. Francisco de Sales. Era un discernimiento a llevar a cabo y por tanto debía ser realizado en el espíritu “salesiano”: el 29 de enero de 1872” (Cfr Cronohistoria I, 273-274).

Era aquel un período de transición en el cual los miembros del primer grupo de las Hijas de la Inmaculada debían cumplir un importante discernimiento: continuar adheridas a una Pía unión laical, o escoger la vida religiosa en el nuevo Instituto que Don Bosco iba a fundar. Todas fueron convocadas para esta importante votación, tanto las que vivían en sus familias, como las que desde algunos años habían escogido vivir en comunidad en la Casa Inmaculada.

La Cronohistoria del Instituto transmitió la noticia del evento de la votación, que tuvo lugar en Mornese en la Casa Inmaculada, junto a la Parroquia de Mornese:

“El 29 de enero [1872],  fiesta de S. Francisco de Sales [don Pestarino]  llevó a cabo lo que le había sugerido su superior. Reunió, sin decir nada a ningún extraño, a las que vivían en la casa cercana a la iglesia, con todas las demás del pueblo; y repitió lo que Don Bosco le había aconsejado, recitó el Veni Creator Spiritus con el Crucifijo expuesto sobre una mesita entre dos candelarios encendidos, pasó a la votación. Estaban presentes veintisiete Hijas de la Inmaculada y tenía el encargo de escrutadora Angela Maccagno”  (Cronohistoria I 273-274).

Angela Maccagno era la “vicaria o vicesuperiora” de las Hijas de la Inmaculada que  vivían en sus familias. Maestra municipal de Mornese, se distinguió en el pueblo por su dedicación apostólica y por una profunda espiritualidad mariana. De las fuentes relativas a la Pía Unión de las Hijas de la Inmaculada y de las cartas de don Giuseppe Frassinetti, prior de S. Sabina de Génova, se deduce que fue la Maccagno quien tuvo la inspiración de construir una asociación religiosa de jóvenes que, aún permaneciendo en sus familias, estuviesen comprometidas en una verdadera y propia misión apostólica dentro de la parroquia.

Don Pestarino anotó el resultado de la votación en la última página del cuaderno manuscrito de las primeras Reglas del nuevo Instituto (cf Manuscritto A 1871), entregadas por don  Bosco. Como cuenta la Cronohistoria:

 “Del escrutinio resultaron 21 votos a Maria Mazzarello de Giusepeconocida como de la Valponasca, tres votos a Petronillados a Felicin (Felicita), uno a GiovanninaPor lo tanto, María Mazzarello quedaba como superiora con una casi unanimidad de votos, que establecía claramente el concepto en el que María era tenida por todas las Hijas, incluso por aquellas que no compartían su ideal”.

Petronila Mazzarello, la amiga y fiel colaboradora de Maria Mazzarello fue después elegida segunda Asistente, que correspondía a la Vicaria. Felicin era la hermana de Maria Mazzarello, Felicita, dos años menor que ella, a la que fue confiada la tarea de maestra de las novicias. Giovannina era Giovanna Ferrettino, una de las primeras que escogió vivir en la Casa Inmaculada.

Después de la elección, Maria Mazzarello se levantó, agradeció la confianza, pero pidió estar dispensada “de un peso que no se creía capaz de llevar”. Siguió un interesante diálogo clarificador entre las electoras, y al final Maria Mazzarello aceptó ser la Superiora pero con el título de “vicaria”. Sería después don Bosco quien confirmaría su nombramiento como Superiora precisando:

 “Por ahora ella tendrá el título de vicaria, porque la verdadera directora es la Virgen!“ (Cronohistoria I 309).

“Redescubrir a Maria Domenica Mazzarello en su identidad de mujer joven y en sus dimensiones proféticas de su espiritualidad y misión”, para “celebrar juntas la fuerza generativa del carisma de don Bosco, vivido en femenino en Mornese y en Nizza Monferrato de modo creativo y genial, por la Madre y por las primeras comunidades, en unión con los jóvenes y las colaboradoras laicas”, es  la intención de la propuesta del trienio en preparación al 150° dell’Istituto FMA recordado por Madre Chiara Cazzuola en la Circular n°1014.

Fuente: Istituto Figlie di Maria Ausiliatrice (cgfmanet.org)