Foto
11Jun

Mª Ángeles Díaz, fma, desde Sliema (Malta)

Las Hijas de María Auxiliadora de la Comunidad San Giovanni Bosco de Sliema, en la isla de Malta, situada en el Mediterráneo al sur de las costas italianas  y pertenecientes a la Inspectoría Meridional Madonna del Buon Consiglio (IMR), comparten la misión educativa salesiana. Su directora es Mª Ángeles Díaz, fma, procedente de nuestra inspectoría.

Con ocasión de la Solemnidad de Pentecostés, por iniciativa de la Archidiócesis de Malta, la directora sor Díaz María de los Ángeles (España) y dos FMA sor Mimosa Paluca (Albania) y sor Luigina Silvestrin (Italia) comparten su testimonio sobre la Vida Consagrada, sobre la fe católica y sobre la experiencia del Espíritu Santo en su vida.

Recordando su juventud y las dificultades afrontadas en la vida han aprendido que el Espíritu Santo es la fuerza interior que el Padre les da para vivir los eventos de la jornada, con fe. “La vida en comunidad es fundamental para vivir la propia vocación. Vivimos nuestra misión por los jóvenes juntas como comunidad. Es una oportunidad para crecer espiritualmente y en un clima familiar, donde podemos sentirnos felices y compartir la felicidad con las personas que encontramos” (sor Luigina).

Sor María Ángeles, que viene de España, comentó que ha venido a Malta para difundir el carisma de las Hermanas Salesianas de Don Bosco y para encontrar respuestas nuevas a las necesidades de la Iglesia Maltesa. El compromiso es descubrir dónde y cómo se puede llevar el carisma salesiano a los jóvenes de Malta. Educar y evangelizar con el corazón de Don Bosco y Madre Mazzarello. El Espíritu Santo es el potencial infinito del amor de Dios que crea constantemente amor y que suscita en ellas esperanza y audacia.

Sor Mimoza de Albania compartió qué significa vivir en una comunidad internacional, con hermanas que no conocía antes, de países, culturas y experiencias diferentes pero felices al contemplar juntas la misión común “con los jóvenes para los jóvenes en Malta sirviendo a la iglesia maltesa”.

!Pincha en la imagen para escuchar su testimonio!

Las FMA de la Comunidad San Giovanni Bosco de Sliema, se reunieron el 3 de septiembre de 2019 con el compromiso de resignificar la presencia FMA en el territorio maltés.

Después de un tiempo de investigación y de diálogo con las Instituciones civiles y religiosas, empezaron el Oratorio Maín  en Birżebbuġa al sur de la isla, en un barrio pobre, en colaboración y en red con Entes y estructuras del territorio, la Parroquia diocesana San Pietro, la Escuela San Benedittu y la Fundación Santa Giovanna Antida.  Del martes al jueves, se lleva a cabo el “Proyecto socio educativo Maín”, para niños y jóvenes que viven en situaciones de desarraigo social y con la correspondientes dificultades de aprendizaje y/o de abandono escolar. El Proyecto prevé actividades educativas para el apoyo escolar, juegos y actividades para el crecimiento humano y espiritual.  Colaboran en la animación de la pastoral universitaria en los Institutos Superiores y de la pastoral juvenil de la Diócesis de Malta; así como con los Salesianos de Don Bosco en la animación del Movimiento Juvenil Salesiano.

En Victoria – Gozo (Malta) la comunidad Maria Ausiliatrice anima la Escuela Infantil y coordina la Escuela Primaria, colabora en la catequesis de la parroquia y anima el oratorio y la Unión de las Exalumnas.