Foto
01Aug

Finalizan los casales de verano en Sant Vicenç dels Horts

¡Qué rápido pasa todo cuando te lo pasas bien! Ya está, ya se han terminado. Después de tantas semanas preparando, organizando, imaginando… Después de tres semanas y media disfrutando, jugando, nadando, sudando, trabajando, comiendo, riendo, cantando… la experiencia de los casales de verano de la Fundación María Auxiliadora ha llegado a su fin.

Son muchas las imágenes que se quedan grabadas y aún más las experiencias vividas y compartidas. Tanto en el casal del Centro Amigos como en el casal del Em Mou, se han podido realizar todas las actividades previstas. La participación ha sido muy alta y la satisfacción que han expresado todas las personas que han vivido la experiencia, también.

Si tuviéramos que quedarnos con alguna imagen quizás serían las valoraciones diarias en el casal del Em Mou: estos pequeños momentos cotidianos han ayudado a tomar conciencia de la importancia de cuidar las relaciones, colaborar para hacerlo todo más ágil y entender que depende de la implicación de todos y todas que la actividad vaya bien.

En el Centro Amigos nos quedamos con todas y cada una de las salidas que se han podido realizar. Todos juntos hemos ido a la playa, el Canal Olímpic y a Isla Fantasía. Además, el grupo de adolescentes No T’@turis ha ido al Bosc animat de Torrelles de Llobregat y a Banyoles. Han sido momentos de disfrute, de pasarlo bien, de compartir con el grupo actividades distintas a las vividas durante el curso.

Aunque también hemos tenido contratiempos, el calor ha provocado cambios en algunas actividades. Los del Centro Amigos decidieron ir a la playa para evitar la espera a pleno sol en una actividad y se encontraron que el agua estaba llena de medusas. Acabaron jugando en la pineda de Castelldefels.  Se valoró muy positivamente la gestión por parte de todos en asumir los imprevistos. Los del Em Mou también cambiaron una excursión por un baño improvisado en la piscina municipal para reducir el impacto del calor y el resultado fue una buena y refrescante sorpresa.

Queremos destacar especialmente el nivel de implicación del equipo educativo que han puesto toda la ilusión, esfuerzo, paciencia y ganas para conseguir que, un año más, el verano sea un momento para disfrutar, aprender y compartir. Dar las gracias a las personas voluntarias que han puesto su granito de arena y un recuerdo especial a Mª Salud, que tuvo un accidente del que, poco a poco, se irá reestableciendo.

¡Gracias a todos y a todas por hacerlo posible!