Foto
13Xuñ

Agradecidas al Espíritu de Mornese (IX)

ECOS DEL ESPÍRITU DE MORNESE

El hilo conductor entre Santa María Mazzarello y cada una de nosotras FMA, es una vocación particular: la llamada de Jesús y las personas que nos han acompañado en el despertar vocacional desde el inicio, ellos han sido testimonio y mediación. Nos reafirmamos en esta convicción de nuestro proyecto de vida en el que esta llamada es: “única y siempre nueva” (Const. Fma), como un traje de fiesta para estrenar, escogido y bonito. Así se ha de expresar nuestra vocación para Dios: un don y un regalo para los jóvenes todos los días, en su ambiente, ¡la fiesta!.

Soy Amparo Serrano, Hija de María Auxiliadora y como Maín y las primeras FMA, sigo esta llamada de Jesús. Desde mi experiencia cristiana básica, esta llamada me identifica y transforma: ser evangelizadora con carisma salesiano mornesino en mi ser y hacer diarios. Actualmente en Valencia, maestra de profesión (anglófila-herramienta muy valiosa), catequista-animadora (irrenunciable), hermana ya que vivimos en comunión. La Buena Noticia corre mediante mis encuentros con los niños y niñas en las clases, patio, catequesis… en comunidad y en mi tiempo de dedicación a lo que me han confiado.

Me encanta María Mazzarello: emprendedora, valiente, sencilla, sincera, alegre, intuitiva, profunda. Es parte de mí, una santa educadora que se adelantó a su tiempo y lo entregó… ¡todo!. Las primeras Salesianas nos enseñan hoy a poner a Jesús en el centro, a no tener fronteras, a ser siempre solidarias y alegres, entregadas por amor a Dios.
Me gustaría que cada una de mis tareas fuera expresión de esa belleza palpitante en cada niño-a, joven a quienes, unidas estamos con nuestros educadores en misión, sí como en Mornese. Todo lo que llevemos entre manos ha de generar sintonía, ha de ayudar a crecer como personas identificadas a punto para responder a ese gran sueño de Dios, plasmado en cada uno-a, en su individualidad original. Invitar a la fiesta, ¡eso!, no dejemos de compartir vida, de estar presentes.

Te lo deseo de corazón a ti que hoy lees esto. SÍ, confiando en María Auxiliadora, “Ella es quien nos guía”, “Ella lo ha hecho todo”, nos recuerda San Juan Bosco. A Ella le confiamos todos estos deseos y proyectos, cada una y cada uno el suyo, no nos olvidemos.

Amparo Serrano, fma

Comunidad de Valencia