Foto
09Set

Asociación Valponasca, adaptación en tiempos de pandemia

Habitualmente, en Asociación Valponasca nos encontramos con historias de vida que no encajan en lo socialmente establecido como normalidad. Trabajamos con personas afectadas por distintas problemáticas y opresiones que condicionan su día a día a todos los niveles, entre ellos, el ámbito laboral. Por eso, nosotras, como expertas de la inserción, utilizamos herramientas profesionales para apoyar a personas en riesgo de exclusión social en los procesos personales que les suponen una mayor dificultad de acceso a una vida digna.

A mediados del mes de marzo todos nos vimos sorprendidos por unos hechos que pasarán a la historia en forma de pandemia mundial, un momento en que aquello que entendíamos como normalidad desapareció de modo repentino, así, sin previo aviso. Esto, obviamente, supuso un shock para la totalidad de la población, pero lo fue con especial incidencia para las personas que se encontraban en situación de vulnerabilidad, sensibles en mayor medida a las problemáticas externas como las crisis financieras o sanitarias que condicionan el acceso a los recursos, y también al empleo.

Para superar cualquier crisis, sea del tipo que sea, el apoyo mutuo es esencial. Dentro de nuestras funciones como profesionales de la inserción intentamos facilitar cada movimiento del tablero sociolaboral de nuestros usuarios a través del apoyo mutuo desde el asesoramiento, el acompañamiento, la intervención directa y la intermediación. El apoyo es mutuo porque todo lo que conseguimos requiere del esfuerzo recíproco de ambas partes, es decir, la persona consigue un empleo con nuestro apoyo, pero es ella la que lo consigue gracias a sus capacidades, que, además, son diversas.

Asociación Valponasca, ejemplo de capacidad de adaptación en tiempos de pandemia

Durante el confinamiento, la totalidad del equipo de Asociación Valponasca ha realizado sus funciones desde casa por medio del teletrabajo. Pese a ello, hemos mantenido el contacto continuo con las compañeras, con los usuarios y usuarias, y con las empresas, limitando las comunicaciones a la vía telemática. Todo ello no quiere decir que no hayamos puesto especial dedicación a cada caso particular, porque sabemos la importancia que tiene la escucha activa en circunstancias como las que estamos viviendo.

Pasado el estado de alarma, hemos comenzado una desescalada que contempla la atención presencial en la oficina con todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, como mantener la distancia, facilitar gel desinfectante y mascarillas, o adaptar los espacios para minimizar los riesgos. Sin embargo, y para evitar la acumulación de las personas en la entidad, hemos combinado el trabajo presencial con el teletrabajo y, además, seguimos impartiendo la mayoría de formaciones online con un seguimiento continuo para ayudar a aquellas personas que puedan tener dificultades informáticas. Asimismo, hemos empezado a impartir clases y talleres presenciales con aforo limitado a cinco personas, asegurando, así, la distancia de seguridad.

Buscando soluciones para las nuevas realidades del mercado laboral de León

La totalidad del tejido empresarial de la ciudad de León se ha visto profundamente afectada por esta situación. Es innegable el deterioro, pero no por eso hemos de olvidar el esfuerzo con el que muchas empresas han afrontado la crisis, en especial en el sector servicios.

Desde la Asociación Valponasca, como parte del Grupo Incorpora de Castilla y León en el marco del programa de inserción laboral de ”la Caixa”, hemos querido ser un soporte para las empresas. Por eso, durante este tiempo hemos elaborado un plan de prospección que estudia y analiza el mercado laboral, y detecta los sectores que precisan mayor demanda de personal. Solo de esa manera nos podemos anticipar, dando respuestas urgentes a sectores con gran necesidad de usuarios como, por ejemplo, las residencias de la tercera edad.

Hemos visto cómo algunas empresas y sus plantillas han sido el mejor ejemplo de resistencia y compromiso. Con ellas hemos establecido nuevos contactos que se han traducido en la contratación de usuarios Incorpora por parte de más de una docena de empresas a través de nuestra intermediación. De igual modo, estamos presentes al lado de aquellos negocios que tuvieron que cerrar temporalmente y que ahora precisan de nuestro apoyo en su reapertura.

Desde el inicio del estado de alarma, en Asociación Valponasca hemos gestionado más de 40 ofertas de empleo, logrando 25 inserciones laborales de personas en riesgo de exclusión social que han mejorado su calidad de vida y la de sus familias.

Ahora más que nunca, al lado de los colectivos vulnerables

La pandemia global ha hecho que todos nos replanteemos el modelo de vida y pongamos a las personas en el centro. A la vez, nos hemos visto obligados a encontrar soluciones inmediatas a problemas complejos. Por eso, hemos adaptado el modo de trabajar a las exigencias del momento y, desde entonces, nos mantenemos alerta ante las nuevas necesidades que puedan surgir para darles una respuesta rápida y eficaz.

Ante este escenario, ha quedado latente la importancia de colaborar entre todas y todos para superar las adversidades, con la vista puesta, especialmente, en algunos sectores de población que sufren de una manera más acentuada las consecuencias ante problemas que no afectan de igual manera al resto.

Tampoco queremos dejar de destacar el esfuerzo de muchas mujeres, cuya carga laboral se ha visto multiplicada por jornadas que nunca terminan dentro y fuera del hogar, donde se han hecho cargo de familiares dependientes y menores, además de lidiar con su vida laboral. Muchas de ellas han sido imprescindibles en trabajos esenciales y feminizados que creemos que requieren ser puestos en valor para que puedan tener aseguradas unas condiciones dignas de trabajo.

Desde Asociación Valponasca nos comprometemos, ahora más que nunca, a seguir trabajando duro para seguir ofreciendo empleos que mejoren las condiciones laborales y la calidad de vida de las personas.

Beatriz Fernández de la Arada

Técnica de inserción laboral de Asociación Valponasca

Noticia tomada de: www.incorpora.org