Foto
29Xul

Desde noviembre de 1914 hasta hoy… ¡1.000 circulares mensuales!

Acompañada de Gratitud, llega esta Circular con lo que Madre Yvonne Reungoat define como un “logro excepcional”: el número 1000. El tema es el de la carta circular mensual, que desde el 24 de noviembre de 1914, con Madre Caterina Daghero, a petición explícita de las hermanas, cada mes ha ido llegando a todas las comunidades del mundo.

“Desde entonces, hasta hoy, no se ha interrumpido este canal de comunicación, que ha reforzado siempre más la pertenencia a una Familia religiosa que es toda de María y lo debe todo a Ellla”.

Con la carta circular, en efecto, Madre General llega cada mes a las Comunidades próximas y lejanas, creando un espacio privilegiado “de encuentro, de diálogo, de apertura a los signos de los tiempos y oportunidad para confirmarnos en el don de la fidelidad a una llamada que nos une como Familia salesiana en torno a un maravilloso carisma, para que los jóvenes tengan vida y vida en abundancia”.
Madre Yvonne invita a profundizar el patrimonio espiritual de las cartas de Madre Mazzarello, que sintió la necesidad de llegar a sus hijas y manifestar su cercanía y maternidad “hablando de “corazón a corazón”, para que todas se sientan recordadas, apoyadas, animadas y, ¡sobre todo, amadas!”

En esta circular “histórica” se sigue la evolución de las circulares, subrayando que la riqueza de este patrimonio no está sólo ligada a las palabras de la Madre, sino a la apertura de mente y de corazón de cada hija de FMA para acoger y dejar resonar el mensaje en la propia vida y en las Comunidades Educativas. Las circulares, pues, llevan “el eco del dolor, de los cansancios, de las preocupaciones del Instituto, de los desafíos afrontados en los distintos períodos históricos”, como la actual situación de la pandemia de Covid-19, que ha implicado a la comunidad humana y a las Comunidades FMA a nivel mundial. “La circular ha comunicado esperanza, ha restablecido la confianza en la presencia de Jesús que está con nosotros hasta el final de los tiempos y en la presencia vigilante de María Auxiliadora: la Virgen de los tiempos difíciles”.

La circular nº 1000 lleva también el anuncio de la apertura del segundo año de preparación al 150º de fundación del Instituto, que para el 2020 – 2021 invita a todas las FMA y las Comunidades Educativas del mundo a acoger el “A ti te las confío”, la primera consigna a María Mazzarello, con la cual comenzó a tomar forma el sueño de Dios sobre el Instituto:

“La finalidad de la celebración del 150º no es sólo evocar un pasado, sino celebrar el presente dando nueva luminosidad a una entrega que va más allá del tiempo y el espacio y que pone en juego todos nuestros recursos, nuestra pasión educativa y evangelizadora, nuestra voluntad de mirar al futuro con la audacia de don Bosco y de madre Mazzarello. Por esto os invito a acercaros con nueva profundidad a su figura para penetrar más en aquel “A ti te las confío” que fue el hilo conductor de su vida y que interpela también la nuestra”.

Madre Yvonne Reungoat concluye esta circular “especial” con las palabras de San Pablo: “Nuestra carta sois vosotros, carta escrita en nuestros corazones […]. Vosotros sois una carta de Cristo […], escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios viviente, no sobre tablas de piedra, sino sobre tablas de corazones humanos (2 Cor 3,3), recordando a las FMA que “cada una es una carta viva de Cristo escrita para las hermanas, para las/los jóvenes, para todas las personas conocidas”.

Circular Madre General nº 1000