Foto
17Mai

“Intrecciando con il cuore” en Aravaca

En nuestro Colegio María Reina de Aravaca hemos celebrado el 150 aniversario de las Hijas de María Auxiliadora por todo lo alto. La celebración comenzó el día 9 de mayo, cumpleaños de Main, abriendo durante toda la semana un taller de costura en los recreos. Así vivimos esas pequeñas puntadas que tejen con amor y sencillez las obras más hermosas.

Al día 9 le siguieron el 10 y el 11 con la celebración del Triduo cada mañana. Dedicando un día a la infancia de Main, el siguiente su vida como salesiana y el tercero a valorar el legado que heredamos de ella.

El día 12 hicimos una convivencia en la naturaleza. Allí todo el Colegio nos unimos vistiendo una camiseta conmemorativa, en la que lucimos la frase: “intrecciando con il cuore”. Ese tejer con el corazón que nos hace únicos.

Pero, como no podía ser de otra forma, el gran día fue el viernes 13 de mayo. Donde nuestra principal meta fue vivir un día tan especial con todos los miembros de nuestra Familia Salesiana. Así, alumnos, familias, profesores, ex alumnos, PAS, AMPA, Cooperadores, Nuevas Rutas y las hermanas comenzamos con una eucaristía al aire libre encabezada por una imagen de María Auxiliadora.

Nuestro coro llevó la celebración en volandas, y vivimos el momento más emotivo cuando las hermanas renovaron frente a todos sus votos. Ver a hermanas como Sor Marianita con más de 60 años como salesiana renovar su SÍ fue todo un ejemplo. Y es que su entrega no es un acto único en el tiempo, sino que se da todo el tiempo, cada día.

La jornada siguió con múltiples actividades. Gymkhanas para los más pequeños, concursos, juegos de mesa, Escape Room para los mayores… Bailamos, jugamos, cantamos, pintamos… con la musicalidad que da ver la alegría en cada niño.  El patio lució también un mural con una línea del tiempo de estos 150 años. 

Por la tarde dimos inicio a una verbena con el baile conmemorativo del 150 aniversario. Allí las familias y demás miembros de la Familia Salesiana se unieron a nosotros. Los niños saltaban en los castillos hinchables, se disfrazaban en el taller de pintacaras… descansando sólo para tomar la merienda en el bar.

Después se organizó un partido muy emocionante y nivelado entre profesores y padres y alumnos. La fiesta concluyó con unas palabras de Sor Loli López, directora de la Casa,  bajo el lema: “TODOS SOMOS MORNESE” que sujetaban representantes de todos los que formamos esta gran familia.  Tras sus palabras tuvo lugar la suelta de globos. El 150 ascendió al cielo haciéndonos soñar con la historia que aún nos queda por escribir. Seguro una semana de celebración que siempre recordaremos y que nos hace muy conscientes del gran tesoro que heredamos.

¡Viva las Hijas de María Auxiliadora! ¡Sigamos adelante con corazón grande y generoso!