Foto
29Set

#TodosSomosMornese… ¡Y los animadores también!

Había muchas ganas, no sólo por parte de los jóvenes, sino también de nuestra Comisión de Tiempo libre, de volver a juntarnos, de volver a compartir, de volver a soñar y de volver a “hacer lío” juntos…

El pasado sábado, 25 de septiembre, estaba fijado en la Programación inspectorial el Encuentro inspectorial de Animadores de Tiempo libre del curso. Pensado como pistoletazo de salida para comenzar nuestro curso pastoral, fue un momento también para profundizar en nuestras raíces y conocer mejor la vida de Maín, esa gran desconocida.

Teniendo en cuenta las circunstancias sanitarias que aún nos rodean, había ganas de presencialidad, pero muy conscientes de las posibles consecuencias, optamos por la modalidad mixta de semipresencialidad. Según las distintas realidades inspectoriales, la propuesta era que, en la medida de lo posible, los animadores se encontraran durante la mañana del sábado por casas y/o zonas, y por la tarde, realizar una videoconferencia masiva con todos los animadores posibles.

Se trataba de una reunión esperada, ya que tenía bastantes ganas de volver a encontrarnos. Después de todo lo vivido los últimos dos cursos, tenía ganas de ver la programación y volver al centro con la ilusión de siempre, para así seguir educando y enseñando a los niños como a mí tiempo atrás también lo hicieron, y así poder encender la llama de su ilusión para que puedan seguir este proyecto, que tanta alegría y esperanza nos da a todos. (Borja Bea, Centro juvenil La Valponasca)

 

Hemos vuelto cargados de energía y pilas renovadas para este curso que comienza. En el encuentro hemos podido disfrutar de una jornada de formación, organizando el trimestre; de convivencia, compartiendo y charlando en conjunto. El equipo animador al completo ya está manos a la obra en la labor y con motivación por preparar actividades únicas que hagan felices a los niños que nos rodean. (Miriam Rivero, Centro juvenil Tamogatín)

El trabajo de la mañana se centró en la presentación del Tema 0 con diferentes dinámicas para profundizar en cuáles y cómo son nuestros sueños, dónde y cómo es nuestra tierra santa salesiana y de qué manera podemos ser ese “Mornese en salida” al que estamos llamados a ser con nuestra tarea de animación. Sin duda, en toda la geografía española, fue un tiempo aprovechado y vivido profundamente por los animadores.

Reunidos con otros centros juveniles de la Inspectoría, con un fin común, organizamos, programamos y fuimos participes del gran potencial que unidos, tiene la pastoral juvenil y el ocio y tiempo libre salesiano (Álvaro Fernandez, Centro Juvenil Arcodavella)

Las conexiones de la tarde se centraron en el sentido de pertenencia a la inspectoría y en conocer cómo se organiza el Ámbito de la Pastoral juvenil y, más concretamente, el Ambiente del Tiempo libre.

Este encuentro hace que se me despierte un sentido de pertenencia y de familia a esta casa que ya considero hogar. Hablamos de realidades muy distintas y de personas de ámbitos diferentes, lo que es muy enriquecedor por qué nos ayuda a ver el poder que tiene nuestras ganas y nuestro entusiasmo por conseguir un objetivo común. (Natalia Piñeiro, Centro Juvenil Arcodavella)

Es un punto de partida para empezar este nuevo curso con muchas ganas, al saber que en otras partes de España tienen también nuestros objetivos y hacemos todos la misma labor. (Laura Calle, Centro juvenil CEJUSA)

Es tiempo de cambio, y eso siempre conlleva grandes desafíos. El nuestro, como Animadores de Tiempo libre, es el no parar. Es el seguir siendo jóvenes para los jóvenes al estilo de Maín, siguiendo adelante con un corazón grande y generoso, y poniendo toda nuestra confianza en María, siendo Mornese hoy, como Ella: auxiliadoras entre los jóvenes.

Comisión Inspectorial de Tiempo Libre