Foto
21Mar

La Vida Consagrada en oración

Roma (Italia). Sor Jolanta Kafka rmi, Presidenta de la Unión Internacional de las Superioras Generales (UISG), para responder a la crisis mundial del coronavirus, ha enviado un mensaje invitando a las Congregaciones Religiosas de todo el Mundo a celebrar el domingo 22 de marzo de 2020 una jornada de plegaria y de solidaridad por los enfermos sobre todo y por los médicos y enfermeros.

“Es éste el momento en que cada una de nosotras está llamada a responder a la crisis mundial del coronavirus en solidaridad con los otros, especialmente con las personas más vulnerables y más en riesgo. Es el momento de seguir las directrices de la Organización Mundial de la Salud y de nuestros respectivos gobiernos.
Es un tiempo especial para la plegaria y para testimoniar, por medio de la solidaridad concreta y con conciencia, nuestra responsabilidad de tener cuidado unos de otros. Este tiempo extraordinario ofrece espacio para actos de generosidad y expresiones de gratitud especialmente hacia quienes están en primera línea en el cuidado de los enfermos, quienes están comprometidos en los proyectos de investigación, para encontrar remedios, y quienes trabajan en los servicios públicos. No importa quiénes sean o dónde se encuentren, deben saber que están en los pensamientos y en las plegarias de las religiosas de todo el mundo.
Invitamos, por tanto, a todas las Congregaciones miembros de la UISG a celebrar, el próximo domingo 22 de marzo, una jornada de solidaridad y de plegaria en todo el mundo, especialmente por todas las personas directamente afectadas” (Sor Jolanta Kafka rmi, Presidenta UISG).

También el Cardenal João Braz de Aviz, actual Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, dirige una carta a toda la Vida Consagrada del mundo:

Queridos consagrados y consagradas:
El Señor nos está haciendo vivir esta cuaresma del año 2020 de una manera muy particular, de una manera que nadie podía pensar o imaginar y que realmente requiere cada día de cada uno de nosotros un cambio decidido de estilo y de modo de vida.
Normalmente en cuaresma se multiplican las iniciativas de caridad y los momentos fuertes de oración y reflexión para prepararnos con un espíritu renovado y purificado a las fiestas pascuales, y en nuestras comunidades los momentos de celebración y de reunión se hacen también más intensos. Sin embargo, este año estamos llamados a vivir el tiempo fuerte de la fe, siempre con la misma intensidad, pero de maneras completamente diferentes.
El testimonio más eficaz que podemos dar es, en primer lugar, la obediencia serena y convencida a lo que nos piden los que nos gobiernan, tanto a nivel estatal como eclesial, a todo lo que se dispone para la salvaguardia de nuestra salud, como ciudadanos privados y como comunidades.
Es un deber de caridad y de gratitud que cada uno de nosotros, individualmente y como comunidad, intensifiquemos la oración incesante por todos los que nos están ayudando a vivir y a superar estos momentos difíciles (…)

Leer carta completa

Os invitamos a unirnos a todos los religiosos y religiosas del mundo a través de este vídeo, un espacio de oración en varios idiomas que nos ayudará a sentirnos más en comunión que nunca… separados por el lenguaje pero unidos por la comunión de los santos en oración por el mundo: Pasión por Cristo, pasión por la humanidad.