Foto
03Ago

Madre Yvonne en Madrid

El 3 de agosto de 2017, Madre Yvonne llega a Madrid para celebrar con las hermanas el inicio de la nueva Inspectoría María Auxiliadora.

El primero de los actos enmarcados dentro de este momento tan especial para las Hijas de María Auxiliadora y en los que la Madre ha participado, ha sido la celebración de la renovación de la profesión religiosa de Mercedes Hoyos y Sofía Parra. Dios las sigue llamando y las envía a ser testigos de su amor entre los jóvenes.

En la mañana del 4 de agosto, ha tenido lugar la celebración de la renovación de la profesión religiosa de las hermanas de 50, 60 y 70 años de profesión en El Plantío. En el marco de la Eucaristía, se ha celebrado la fidelidad de Dios en las hermanas, que con generosidad han vivido tantos años siguiendo a Jesús en la entrega cotidiana a los jóvenes. En una celebración bien cuidada y llena de detalles nuestras hermanas han renovado su profesión dando gracias a Dios por tanto bien recibido en la fraternidad y en la misión. M. Yvonne Reungoat les entregó una lámpara y les envió de nuevo para ser luz en el mundo, entre hermanas y jóvenes.

Acompañadas por otras muchas hermanas, se percibía el ambiente de alegría y de gozo por compartir la vocación de Hijas de María Auxiliadora.

Por la tarde, la Madre, acompañada de las hermanas de los cuatro Consejos inspectoriales, ha bendecido los locales de la Casa Inspectorial.

Hacia las 19.00h han llegado las hermanas procedentes de las Inspectorías de León, Barcelona, Madrid y Sevilla para participar en la fiesta de inauguración de la nueva Inspectoría. Donde está el Espíritu hay comunión. Se notaba en la alegría de los saludos al encontrarse las hermanas en el patio de Villaamil.

A las 20.00h, las hermanas han rezado junto con la Madre y S. Mª Luisa Miranda, las Vísperas en la Capilla del Colegio de Villaamil. A continuación, la Madre, ha dirigido unas palabras a las hermanas, destacamos alguna de sus frases: Estoy segura de que muchas jóvenes contagiadas por nuestra alegría, por nuestro espíritu de familia, por cómo vivimos el “A ti te las confío”, van a pedir entrar en nuestra casa y se van a encontrar las puertas abiertas(…) Es un momento este de agradecimiento por toda la historia, es importante que cada una de nosotras agradezca al Señor por la intensidad de la vida en estos 130 años del carisma en España.

 ¡Bienvenida Madre Yvonne a nuestra casa, tu casa!