Foto
10Abr

María Auxiliadora, Virgen de los tiempos difíciles

En este quinto día de nuestra novena a María Auxiliadora, Virgen de los tiempos difíciles, miramos a Mamá Margarita, una vida entregada, como la de sus hijo, hasta el último aliento por los muchachos de Valdocco. Un verdadero Ángel de la Caridad que, en tiempos difíciles, supo abrir los ojos, descubrir el rosto de Jesús en quien sufría, y hacer lo que le era posible en esas circunstancias, ofrecer sus cinco panes y 2 peces, ofrecer su agua para convertirse en vino… Pedimos a María Auxiliadora que, como Mamá Margarita, aprendamos que la vida es un don que se recibe entregándose. ¡Qué mejor lección que la que hoy nos da Jesús muriendo en la cruz… ! FUE POR AMOR…

 

La cuarentena sigue su curso y hemos llegado al cuarto día de nuestra novena semanal, en la que Ella, María Auxiliadora, Virgen de los tiempos difíciles, nos invita a mirar a Artémides Zatti. Qué bonita llamada a convertirnos en medicina y consuelo de quienes tenemos cerca y de quienes, aún en medio de la distancia, podemos hacer sentir nuestro cariño, nuestra palabra de ánimo. Que nuestra voz, nuestra llamada, nuestro mensaje… y sobre todo nuestra oración, se convierta en bálsamo y consuelo para quienes sienten la soledad o el sufrimiento por la pérdida, la incertidumbre laboral o la impotencia ante multitud de vidas que se escapan entre sus manos. ¡Sé tú mismo medicina! Pon bajo el manto de María cada uno de sus nombres… Ella es la Auxiliadora.

En este tercer día de nuestra novena semanal, María Auxiliadora, Virgen de los tiempos difíciles, nos invita a mirar a la joven Laura Vicuña. Sobre sus hombros carga una pesada «mochila» por la situación familiar que vive, también así muchos de nuestros chicos viven con preocupación y sufrimiento tantas situaciones de sus familias… y más aún, en estos días de confinamiento, se acentuarán sus temores e incertidumbres por la situación económica o por la compleja convivencia familiar. Pese a todo Laura vive en el colegio de Junín siempre al servicio de todas, también en los momentos de mayor dificultad, ahí donde se ponen en juego los verdaderos valores de las personas. Ella supo olvidarse de sí y ponerse al servicio, allí donde y cómo era necesario. A nosotros se nos pide, también en estas circunstancias, salir de nosotros mismos y pensar en los otros, en los que lo están pasando peor, en los que están sufriendo más… Una invitación a acallar quejas y disfrutar de las pequeñas cosas.

 

En este segundo día de nuestra novena semanal, María Auxiliadora, Virgen de los tiempos difíciles, nos invita a mirar a Maín, mujer valiente y disponible, haciendo suyo el «voy yo» tan característico de nuestra espiritualidad en un momento de crisis. Practiquemos en casa también esta actitud estos días: Sé tú el primero en hacer una llamada de ánimo, sé tu el primero en echar una mano en las tareas de casa, sé tu el primero en tener paciencia y aguante, sé tú el primero en expresar la solidaridad de la mil formas que la caridad nos pida, sé tú el primero en proponer una oración especial juntos en familia… ¡La valentía también se demuestra así!

En estos momentos de incertidumbre en los que se agradece sentirnos en comunión e ir cumpliendo las directrices que se van marcando, estamos llamadas también a hacer una lectura creyente de la realidad y pedir el auxilio de María. A ello nos invita la Carta que ayer nuestra Madre General envío a todo el Instituto, donde nos decía:
Os invito a rezar la novena a María Auxiliadora, hasta que esta emergencia sea vencida. Sé que ya diversas comunidades la han iniciado con fe y se lo agradezco de corazón. Éste es también un modo para sentirnos cercanas a las personas que están sufriendo porque están afectadas por el virus y por sus familias, e igualmente cercanas a los miles de prófugos que en estos días esperan acogida y encuentran sólo rechazo y violencia. Don Bosco, sugería rezar a la Virgen de los “tiempos difíciles” con esta novena: «Si queréis obtener gracias de la Santa Virgen haced una novena» (MB IX, 289). Proponedla, a través de los medios de comunicación a vuestra disposición, a las jóvenes y a los jóvenes con los que estáis en contacto y a otras personas, para que se forme una red de oración incesante que llegue al corazón de Dios. (Carta Madre General, 11 marzo 2020)
Nos propone, por tanto, invocar la ayuda y protección de María Auxiliadora, como la Virgen de los tiempos difíciles, como la llamaba Don Bosco. Como Inspectoría, lanzamos la siguiente iniciativa pastoral para hacer llegar a todas nuestras comunidades educativas, especialmente a los jóvenes, y darle la máxima difusión posible a través de tantos medios con los que contamos.
Se trata de una infografía con una invitación a rezar a través de la lectura de un breve episodio de la biografía de personas cuya vida ha sido ejemplar destacando su valentía y generosidad en momentos difíciles. Se acompaña de una pregunta que llama a la reflexión y una oración a María Auxiliadora, pidiendo su ayuda e invitando a la solidaridad y a la confianza en estos momentos especiales.
Como la Madre nos dice que nuestras casas sean “un fuego de esperanza y de luz” en estos momentos. María Auxiliadora nos ayude y acompañe para vivir este tiempo de Cuaresma en la luz de la Resurrección.