Foto
05Ago

Mensaje de Madre General: A ti te las confío

Roma (Italia). El 5 de agosto de 2020, la Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, Madre Yvonne Reungoat, con un video-mensaje, abre oficialmente el segundo año de preparación al 150° de la Fundación del Instituto FMA (1872-2022).
El 5 de agosto de 2019 en Mornese, lugar carismático, hace un año, había dado comienzo al “trienio de alabanza, de agradecimiento, de nueva vitalidad educativa y vocacional” (Circ. 989).
El primer año, iluminado por las palabras de Madre Mazzarello, “Agradecemos de verdad al Señor que nos concede tantas gracias” (L37,10), – subraya la Madre en su mensaje – “ha sido un año que hemos querido bajo la bandera del “gracias” y esta tonalidad ha continuado a pesar de los temores, los lockdown, los lutos, porque sabemos que estamos en las manos de Dios y que, cada evento, alegre o triste, prepara el alba de Pascua: por esto, también entre lágrimas, podemos continuar diciendo “gracias”.

A la acción de gracias, para el año 2020-2021 sigue el tema Acoger una consigna: “A ti te las confío”.

“ En Mornese María acompañó a la joven Maín y la guió, sobre todo en la incertidumbre ante su futuro, hacia un nuevo horizonte de la misión: cuidar de las chicas pobres, dándole una consigna precisa: A ti te las confío” (Circ. 989).

En la Circular n°1000, Madre Yvonne Reungoat invita a acercarnos con nueva profundidad a la figura de Madre Mazzarello para penetrar más en aquel “A ti te las confío” que fue el hilo conductor de su vida y que interpela la de cada uno/a. Propone también interrogantes para tener presentes a lo largo de todo el año, como motivo de reflexión con la comunidad educativa: “¿quién nos ha sido confiado hoy?¿Qué condiciones exige esta consigna para que, de generación en generación, sea seno fecundo de vida nueva para todas nosotras y para las nuevas generaciones? ¿Qué puede decir “Mornese” a los jóvenes de hoy?”.

“A ti te las confío” de generación en generación, para que las/los jóvenes sean mujeres y hombres plenamente realizados y felices desde esta tierra, para que descubran la riqueza del don de sí por amor de Dios, para que sean las santas y los santos del Tercer Milenio; ¡para que, ahora y siempre, jóvenes mujeres sientan este mandato como dirigido a ellas personalmente y respondan aceptando hacerse piedras vivas del monumento a María Auxiliadora!
En comunión con las FMA de todo el mundo, el 5 de agosto es el día para hacer memoria de las raíces y renovar el “sí” a la vocación salesiana, con la apertura a un futuro de esperanza, donde la expresión de Don Bosco “María camina en esta casa” (cfr Cronohistoria V, 51-52), se convierte en la certeza de que María está presente allí donde se desarrolla la misión confiada a las FMA y a las comunidades educativas como protectora, guía e inspiradora, para vivir la fuerza generativa del carisma en el hoy de la historia.

Texto íntegro del mensaje