Foto
04Ene

Nuevas fronteras de misión en el Instituto

Ayer, día 3 de enero, todas las comunidades y hermanas que quisieron pudieron disfrutar de una jornada formativa monográfica en el marco del segundo año de preparación al 150º aniversario del Instituto. Sor Alaide Deretti, Consejera mundial para las Misiones, presentó el tema “Nuevas fronteras de misión en el Instituto”, alimentando en cada hermana el ardor misionero que Don Bosco quiso imprimir a nuestro Instituto.

En el primero de los tres bloques desarrollados, se mostró el rostro misionero de la Iglesia y del Instituto, también en tiempos de pandemia. El Instituto desde sus orígenes ha acogido el mandato misionero de Jesús y la misma Madre Mazzarello hubiera deseado ser enviada a misiones, en sus cartas se percibe su ardor misionero y su atención específica a las hermanas que partieron en las primeras expediciones. También hoy el Isntituto ha sido creativo para responder con audacia a las nuevas situacones generadas por la pandemia, así se pudo constatar con las experiencias que compartió en su exposición.

A continuación, Sor Alaide expuso la expansión actual del Instituto dando a conocer las fundaciones más en frontera de los últimos dos años, así como otras en proceso de apertura. Nuestra segunda comunidad en Nepal, la primera presencia en Nigeria, nueva comunidad en Burkina Faso en medio de un contexto de violencia terrorista, una nueva presencia en RD del  Congo de acogida a los niños albinos, una significativa presencia en Nuevo México, en la frontera con EEUU, de atención a los migrantes gestionada y animada entre varias inspectorías de Centroamérica y EEUU, una nueva presencia en Thailanda, cerca de la frontera con Myanmar para atender a las jóvenes migrantes… toda una explosión de pasión misionera y carisma encarnado danto respuesta a los más vulnerables.

La presentación de algunas misioneras ad/inter gentes significativas cuya vida es Palabra de Dios para nosotras hoy, fue el contenido de la sesión de la tarde. Nos acercamos a hermanas como S. Carolina Mazarello, sobrina nieta de la fundadora, durante mas de 40 años misionera en Chile; S. Carla Baietta, fallecida a los 103 años tras entregar su vida durante 74 años en Mozambique; S. Nancy Pereira, S. Amparo Carbonell y S. Carmen Moreno… hermanas en su propio tierra o en tierras lejanas han tenido la sensibilidad y disponibilidad para salir el encuentro del otro llevando en sus palabras y en su testimonio las actitudes de Jesús hasta el punto de interrogar a otros, como muestra este testimonio.

Sor Nicolina Viano, FMA misionera en la India, regresó a su misión después de un año estudiando en Roma. Cuando estaba a punto de partir, le pregunté: «¿Cómo has conseguido atraer a las personas a Cristo allí? Me sonrió: «Casi nunca he hablado directamente de Jesús. Esperé a que ellos me preguntaran sobre él». Y después de una pausa me explicó: «Cuando en los hospitales, en los leprosarios, en las horas de dolor, la gente encuentra una hermana realizando un servicio humilde, siente la fascinación del Cristo vivo, hoy más que nunca vivo en los caminos del mundo. Entonces uno te pide: «Háblame de tu Dios»; y otro: «Debe ser muy bueno tu Dios si tú eres siempre tan dulce y paciente»; y otro: «Ayúdame, quiero ir al cielo de tu Dios». ¿Es justamente el testimonio de la caridad lo que arroja luz en el camino? «Sí, así es», respondió Sor Nicolina Viano. (Del Boletín Salesiano – 1 febrero 1979)