Foto
09Oct

S. Paola Battagliola, reelegida como Consejera visitadora

En la mañana del 9 de octubre de 2021 la asamblea capitular, continuando su proceso de discernimiento, ha reelegido como Consejera visitadora a S. Paola Battagliola para un segundo sexenio.

Las Consejeras delegadas para visitar el Instituto, con su servicio, procurarán ofrecer al Consejo un mayor conocimiento de las hermanas y de los ambientes en los que se desarrolla nuestra misión y potenciar la acción apostólica del Instituto. (art. 132- Constituciones FMA). La Consejera Visitadora, Delegada de la Superiora General, visita las Inspectorías a ella confiadas, como hermana entre las hermanas, para reforzar la comunión del Instituto.

Sor Paola nace en Manerbio-Brescia, en Italia, el 25 de septiembre de 1952, primogénita de una familia muy unida, con dos hermanas y dos hermanos. De la familia hereda, sobre todo, el gusto por la plegaria, la fuerza ante los retos audaces, el coraje de afrontar las dificultades y los sufrimientos: pierde, en efecto, a sus padres aún jóvenes, muertos ambos con 5 meses de diferencia.

Entra en el Instituto FMA movida por un fuerte ideal misionero y por el deseo de dar su vida a los otros sin pararse en dificultades. Emite los primeros votos en Nizza Monferrato en 1974 y en sus primeros años de vida religiosa se dedica a la enseñanza asumiendo la coordinación de la Escuela Primaria de Bolonia “Maria Ausiliatrice”. Es responsable de las jóvenes del Período de Verifica y Orientación y, por algunos años, del Oratorio Centro Juvenil. Después de un período de preparación misionera en Roma, en 1988 es enviada a la Isla de Timor Este para abrir la primera misión de FMA, junto a otras dos hermanas. Inicia para ella un tiempo de dedicación misionera total, como auténtica pionera, de importantes fatigas, afrontadas con generosidad. Se trata de iniciar nuevas fundaciones.

En 1989, sostenida por las hermanas de la comunidad, abre el primer ambulatorio local “Maria Ausiliatrice” que ofrece asistencia a la población del país y de los pueblos vecinos. Con la ayuda de los Salesianos y después de haber tomado conciencia de la poca importancia que en aquel contexto se da a las mujeres jóvenes, deciden dar vida en 1994 a una Escuela Profesional Trienal, para poder garantizar un trabajo y una perspectiva de futuro mejor a las mujeres jóvenes.

En 1999, Sor Paola es llamada por la obediencia a fundar una nueva presencia en Indonesia en la capital Jakarta. Después de haber iniciado en agosto del 1999 su servicio de animadora en la nueva comunidad, vuelve a fines de agosto a Timor Este y este retorno la implica “providencialmente” en el conflicto bélico. Junto a las hermanas y novicias de la comunidad de Dili, llevan ayuda a la población local, sobre todo a mujeres y niños, garantizando auxilios de asistencia primaria.

Concluido el conflicto vuelve a Jakarta: esta apertura soñada en el período en que Timor Este era aún Provincia Indonesia, abre una etapa nueva para la Visitaduría recientemente erigida; en efecto, hoy las FMA se encuentran desarrollando la misión en dos Naciones: Timor e Indonesia. En 2006 vuelve a Timor Este y colabora con la Superiora de Visitaduría en proyectar nuevos horizontes de futuro para la realidad juvenil de Timor Este – Indonesia.

En el curso de estos años asume las responsabilidades de Directora en diversas casas, de Responsable del Centro de Formación, de Consejera y Vicaria de Visitaduría. En 2009 sucede a sor Lourdes Pino Capote como Responsable de la Inspectoría “Madre Mazzarello TIN. Del 2010 al 2013 realiza el servicio de Vice-Presidenta de la Conferencia de los Superiores Mayores de Timor Este.

El Capítulo General XXIII le da el mandato de Consejera Visitadora y este nuevo Capítulo General XXIV refrenda su elección por un nuevo sexenio. La asamblea capitular expresa con un cálido aplauso su gratitud por la disponibilidad para la misión encomendada.