Foto
29Nov

Un 24 muy especial en Vigo

Las salesianas de Vigo estamos de fiesta. Celebramos el 150 aniversario de la fundación del Instituto que coincide con los 50 años de presencia aquí en el barrio de Coia. No es un 24 más. “Tampoco este es un curso más para el colegio D. Bosco de Vigo”, como podemos leer en El faro de Vigo del día 25.

La celebración comenzó por la mañana en el colegio: un gesto festivo de memoria y gratitud.

Hacia media mañana, a la hora indicada por la Dirección del Cole todos nos vamos poniendo en marcha ¿Qué hacia dónde? Pues hacia ese espacio tan querido por D. Bosco y Maín: ¡El patio! Allí ya está sonando la música que nos ambienta y acoge: “150 Aniversario oh oh oh…” Ahí cabemos todos, guardando bien las distancias, claro.

Así es, la comunidad de hermanas salesianas, el PAS, los profes y ¡todos los alumnos! ¡Juntos para iniciar la celebración de los 150 años de la fundación de la Congregación y los 50 de nuestra presencia en esta ciudad de Vigo!

Banderines multicolores -azul, verde, naranja- dan un toque muy especial y nos hace sentir en sintonía compartiendo alegría y carisma con todas las casas del mundo. Aplausos y vivas a María Mazzarello y a las salesianas de ayer y de hoy y a cuantos comparten vida y misión porque lo tenemos cada vez más claro: “TODOS SOMOS MORNESE”. Los 13 de cada mes el grupo de RADIO BOSCO nos lo recuerda: el reto de continuar el estilo salesiano y como Maín soñar, levantarnos y hacer realidad nuestros sueños.

Y por la tarde la fiesta continúa con la Eucaristía en la concatedral, presidida por nuestro obispo D. Luís Quinteiro y concelebrada por el párroco de la colegiata, D. Xosé Vidal y muchos hermanos de las dos comunidades de salesianos. Y en la que participaron los miembros de la comunidad educativa, miembros de la Familia Salesiana y amigos de la comunidad, que desearon compartir la alegría de este tan feliz aniversario.

Este estar juntos nos ha llenado de energía para celebrar, no solo la apertura, sino todo un año que queremos vivir “poniendo corazón”, y “tendiendo nuestras manos para ser signos de amor”. Y como nos recordó el obispo en la homilía:

“también hoy como ayer, es importante estar cerca de los jóvenes, escuchar a los jóvenes, caminar con los jóvenes”.

Y con un corazón agradecido también a los medios informativos, especialmente el Faro de Vigo, el Atlántico, la COPE…