Foto
18Dic

Un «nosotros» para construir una sociedad mejor

En 2019 había en el mundo 272 millones de personas migrantes internacionales. En los últimos años ha habido importantes episodios de migración y desplazamiento, que causaron grandes dificultades, traumas y pérdidas de vidas como la situación que hemos vivido recientemente en Arguineguín (Canarias) o el drama de la Frontera Sur. Según el “Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2020” de la ONU, las principales causas de estos desplazamientos fueron a raíz de conflictos, de situaciones de violencia extrema o de grave inestabilidad económica y política y también se observó un creciente reconocimiento de los efectos del cambio climático y medioambiental en la movilidad humana.

En 2020, aunque todas estas situaciones han sido agravadas por la crisis de la covid19, también se ha acelerado y ensanchado la llamada a la fraternidad universal, como bien se expone en Fratelli Tutti, la última encíclica del Papa Francisco. En esta encíclica se presenta la realidad de las migraciones y en qué medida la fraternidad universal y la amistad social nos acerca a los rostros de las personas y comunidades que se ven obligadas a abandonar sus hogares o que buscan un sueño de paz y esperanza para los suyos.

Ante la realidad de las personas migrantes, la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas y sus entidades miembro trabajan en acompañar los procesos de acogida e integración de estas personas. Principalmente se acompaña a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, muchos de ellos y ellas no acompañados, pero también desarrollan programas para atender a sus familias y personas adultas especialmente vulnerables. Actualmente, las plataformas sociales salesianas atienden a más de 35.000 personas migrantes y alrededor de 1000 personas solicitantes de protección internacional o refugiadas.

En nuestras cinco entidades sociales, Fundación María Auxiliadora, Fundación Valsé, Fundación Mornese, Fundación Canaria Maín y Asociación Valponasca,  igual que en el resto de entidades que conforman la Coordinadora, se trabaja con estas personas a través de proyectos que responden a las necesidades específicas que presentan, como las situaciones legales, la falta de vivienda, el duelo migratorio, el arraigo o la lengua. Algunos de estos proyectos son programas educativos extracurriculares para la compensación de desigualdades, proyectos de apoyo a la regularización de la documentación, itinerarios de inserción laboral específicos, hogares de acogida, apoyo psicológico, acciones de promoción de la no discriminación y de mediación intercultural, proyectos de fomento de la participación de las mujeres migrantes, acciones de promoción de hábitos saludables, proyectos de parentalidad positiva y proyectos de información, orientación y asesoramiento jurídico.

En vísperas del Día de las Personas Migrantes, que se celebra cada año el día 18 de septiembre, las Plataformas Sociales Salesianas han preparado diferentes actividades durante la semana.

“La diversidad nos enriquece, el respeto nos une” es el lema escogido para la semana de la Interculturalidad organizada por la Fundación Mornese. Durante estos días se compartirán testimonios de vida, experiencias, recetas de diferentes lugares, manualidades, trajes típicos, etc. “Con esta semana dejamos atrás un año diferente, lleno de retos por lo que tenemos la oportunidad de escribir nuestros sueños y anhelos en el nuevo año venidero” explican desde la Fundación Mornese.

Desde la Fundación JuanSoñador en esta semana de las personas migrantes quieren, a través de este vídeo, visibilizar Malaikas, un programa de intervención con “mujeres extraordinarias, valientes, protagonistas, con iniciativa y migrantes”.

En la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales se ha organizado una formación online con la colaboración de la Fundación PorCausa, para la construcción de nuevas narrativas sobre la migración y el refugio para lanzar mensajes en tiempos de crisis.

Con esta jornada, la Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas quiere sumarse a la defensa del cumplimiento de los Derechos Humanos y responder al desafío planteado por las migraciones contemporáneas acogiendo, protegiendo, promoviendo e integrando como sugería el Papa en 2018. Con este día “queremos sellar nuestro compromiso por la acogida y la inclusión de todas aquellas personas migrantes y en situación de vulnerabilidad de nuestra sociedad y que se garanticen los medios necesarios para defender los derechos y la dignidad de estas personas”.

“Ojalá que al final ya no estén «los otros», sino solo un «nosotros». Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado” reza el pontífice en Fratelli Tutti. Asimismo, desde las Plataformas Sociales Salesianas animan a toda la sociedad, como ya hicieron con la campaña “Tu voz también es refugio”, a que den un paso al frente por estas personas, dando su voz para combatir noticias falsas y mentiras y para construir una sociedad mejor, más fraterna, más justa y más solidaria, donde sea reconocida la dignidad de todas las personas y que la crisis que estamos afrontando no deje a nadie atrás.