Foto
29Jul

Un verano diferente en el proyecto El Viver Refuerzo socioeducativo

A finales de junio los chicos y las chicas participantes del proyecto El Viver Reforç, de la Fundación María Auxiliadora de Terrassa, empezaron las actividades de verano con mucha ilusión. Tras un curso tan excepcional por la situación de pandemia y confinamiento vivido, la propuesta de este verano ha sido para que los menores pudieran disfrutar de una alternativa de ocio, educación y prevención.
A través del hilo conductor de “Las Tribus”, se han sumergido en una serie de actividades socioeducativas, donde se ha potenciado el deporte y la actividad al aire libre. También se han realizado talleres, manualidades, juegos y dinámicas para potenciar la gestión emocional y los nuevos hábitos higiénicos y de prevención. Después de tanto tiempo sin poder vernos y poder compartir entre educadores/as y chicos/as, se han vivido experiencias y momentos inolvidables para todos.
Gracias al apoyo de Fundación Probitas, hemos podido disfrutar de un desayuno saludable y variado, ofrecido por la empresa de catering Endermar, durante todo el mes de julio, y se han podido participar en espacios de ocio como Boting, para descargar energía saltando, o Isla Fantasía, refrescar el calor con las atracciones de agua.
Como novedad de este curso, Educo nos ha brindado la oportunidad de ofrecer becas de comedor a los/las participantes. Un servicio que han aprovechado todos/as los/as participantes del proyecto y muy valorado por parte de sus familias. Un agradecimiento sincero por este apoyo en este momento tan complicado para muchas de las familias:

  • «Damos las gracias por becarnos el servicio de comedor y poder comer con nuestros compañeros/as y monitores/as.» Rim y Rihab,13 años.
    «Me siento muy alegre al comer con mis compañeros/as y los/as monitores/as.» Shanaze, 11 años.

También se ha realizado un acompañamiento y seguimiento educativo de los/las menores, y se han trabajado los hábitos de estudio y la educación en valores. A través del acuerdo y apoyo de Loewe y la Plataforma de Infancia, se ha dado la posibilidad de ofrecer un espacio educativo por las tardes, para trabajar competencias educativas y evitar así que la brecha digital, que padecen muchos de ellos, deje mella y se garantice una igualdad de oportunidades para todos/as los/as menores. Este seguimiento educativo ha tenido como trasfondo el acompañamiento para la vuelta a la escuela en septiembre, después de tantos meses sin poder asistir. Uno de los talleres más interesantes que se han realizado a nivel de educación en valores ha sido el de “Ciberseguridad en el cole”, ofrecido a través del proyecto Conecta Educación de Fundación Telefónica.

En definitiva, gracias al apoyo de diferentes entidades colaboradoras, hemos vivido un verano diferente donde se ha conseguido ofrecer un espacio de acompañamiento integral a los/as menores del proyecto y ampliar la dedicación de intervención. Hemos tenido que adaptarnos a la nueva situación y cambiar nuestros hábitos y rutinas, pero se nos han ofrecido nuevas oportunidades para poder garantizar una experiencia lúdica y educativa de calidad a 53 niños/as y adolescentes y a sus familias durante el mes de julio de 2020.