Foto
17nov.

150º aniversario en el Barrio del Pilar

14 de noviembre, día memorable de alabanza y gratitud al Señor, dador de todo bien;  a su Espíritu que dentro de nuestro ser hace fructificar la alegría, la solidaridad, y más, la caridad, que nos hace hermanos, hijos del Padre.

Sí, estamos celebrando el GRACIAS por el carisma salesiano encarnado en aquellas jóvenes de Mornese hace 150 años, y que como “chispa que prende en un cañaveral” llegó hasta este Barrio del Pilar en Madrid.

Era justo informar a los que primero recibieron el “Amor de Dios” a través del Centro Juvenil D. Bosco, sostenido desde la Inspectoría por la Comunidad de Plaza de Castilla y el grupo admirable de Cooperadores integrados en esa casa. Pero sobre todo hecho visible cada día por la “asistencia salesiana” de Sor Nati Ortíz, que supo encontrar, además, colaboradores para que no faltara ninguno de los pilares del Sistema Preventivo: Razón, Cariño, Religión. En ese Centro se aprendía de todo un poco, se relacionaban con amor, hasta el enamoramiento, pues de ahí salieron matrimonios convencidos de su vocación, y todavía más, supieron captar y acoger el carisma salesiano, siendo hoy un grupo ejemplar de “SALESIANOS COOPERADORES”

Hoy, 14 de noviembre, abríamos aquí en el Barrio del Pilar la celebración de los 150 años. Nos gustaba que alguno de ellos estuviera con nosotras en la Eucaristía, porque el GRACIAS TENÍA QUE RETUMBAR EN TODO EL BARRIO; y así ha sido.

Su respuesta a la invitación nos ha emocionado, Así como todos los grupos de la Parroquia representados en el momento de las ofrendas. También la valoración y apoyo a la Comunidad, que recibimos por parte del Párroco, D. Victor R. Hernández que quiso se celebrara en domingo, a fin de que esta evocación salesiana llegara a muchos más y que nos dio voz para expresar testimonios de nuestra vocación, lo cual llevaron a cabo dos hermanas, Sor Rocío Torrado, profesa de tres meses y Sor Sofía Parra próxima a emitir sus votos perpetuos.

No podemos dejar de hacer mención del entusiasmo con el que D. Francisco Iglesias, vicario de esta Parroquia comparte con nosotras el Amor a María Auxiliadora y que tuvo el gusto de concelebrar en esta Eucaristía tan significativa. Destacaron en presencia y colaboración el Grupo de ADMA que se desbordaron en agradecimiento hacia nosotras y hacia todas las que en años anteriores han ido dejando vida en este barrio.

  1. Victor, párroco, quiso terminar el acto con un rito de envío para la Comunidad de Hermanas y la Aspirante que hace su camino hacia una más de nosotras.

Al terminar el día solo podemos decir gracias a todos por la acogida. GLORIA A DIOS POR ESTE CARISMA DADO A LA IGLESIA Y DEL QUE DISFRUTAMOS TANTOS EN EL MUNDO, E INVOCAR AL SEÑOR NOS CONCEDA EL SABER RESPONDER CADA DÍA Y “HASTA EL ÚLTIMO ALIENTO” A LA CONSTRUCCIÓN DEL REINO, GUIADOS POR NUESTRA MADRE AUXILIADORA

Encarnita Martínez, fma

Comunidad Barrio del Pilar – Madrid